jueves, 3 de noviembre de 2016

Los Padres y Madres frente a la depresión Infantil

¿Qué debo hacer si creo que mi hijo está deprimido?

  • Hable con su hijo sobre sus sentimientos y sobre las cosas que suceden en el hogar y en la escuela que le puede estar molestando.
  • Comuníqueselo al médico de su hijo. Algunos problemas médicos pueden causar la depresión.  Su doctor puede recomendar psicoterapia (asesoramiento para ayudar a la personas con sus emociones y comportamiento) o medicamento para la depresión.
  • Considere cualquier pensamiento de suicidio como una emergencia.

¿Qué puedo hacer para ayudar?


Promueva la buena salud

  • Los conceptos básicos para una buena salud mental incluyen una dieta saludable, dormir lo suficiente, ejercicio y relaciones positivas con otras personas en el hogar y en la escuela.
  • Limite el tiempo que pasan frente una pantalla (televisor, computador) y fomente la actividad física para ayudar a que establezca relaciones positivas con los demás.
  • Pasar tiempo a solas con cada uno de los padres, ser elogiado por su buen comportamiento y que le estresen sus puntos fuertes ayuda a estrechar el lanzo entre los padres y los hijos.

Brinde seguridad y protección

  • Hable con su hijo sobre el tema del hostigamiento o abuso escolar. Ser la víctima de intimidación u hostigamiento es una de las causas de los problemas de salud mental en los niños.
  • Esté atento a los asuntos relacionados con la aflicción, el duelo o la pérdida. Busque ayuda si se trata de problemas de duelo que no se mejoran. Si usted como padre de familia está sufriendo una pérdida, pida ayuda y busque apoyo adicional para su hijo.
  • Reduzca el estrés. Puede ser necesario hacer cambios a corto plazo en la cantidad de tareas escolares, labores o actividades.
  • Ponga bajo llave las armas de fuego el alcohol y los medicamentos (incluyendo las que compra sin receta médica).

Eduque a otros

  • Su niño no se está inventando los síntomas.
  • Lo que parece ser pereza o irritabilidad puede ser síntoma de depresión.
  • Hable sobre cualquier historial médico de la familia de depresión para aumentar el entendimiento

Ayude a que su niño fomente técnicas de entendimiento y adaptación.

  • Ayude a que su hijo se relaje con actividades físicas y creativas. Enfóquese en las cosas positivas del niño.
  • Hable y escuche al niño con amor y comprensión. Ayude a que su hijo aprenda a describir sus sentimientos.
  • Ayude a su hijo a examinar los problemas de una manera diferente y más positiva.
  • Solucione los problemas o tareas en pequeños pasos para que su hijo puede tener éxito.

Elabore un plan de seguridad

  • Siga el plan de tratamiento de su hijo. Asegúrese de que su niño asista a la terapia y que tome su medicamento según las indicaciones. 
  • El tratamiento funciona, pero puede tomar algunas semanas. El niño deprimido puede no darse cuenta de los cambios de ánimo de inmediato.
  • Elabore una lista de las personas a las que puede llamar cuando los sentimientos negativos empeoran.
  • Esté atento a los factores de riesgo del suicidio. Estos incluyen hablar de suicidio en persona o por el internet, regalar pertenencias, pensar mucho en la muerte y el abuso de sustancias.
  • Busque los números de teléfono del pediatra y terapeuta y el equipo que responde a las crisis de la salud mental en su localidad.
  • La Línea de Ayuda para Prevenir Suicidios (National Suicide Prevention Lifeline) en línea:  www.suicidepreventionlifeline.org (respuestas en inglés).
Fuente:  Adapted from Addressing Mental Health Concerns in Primary Care: A Clinician Toolkit (Copyright © 2010 American Academy of Pediatrics).
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

OPINA, REGÁLAME TU OPINIÓN, ASI NOS SANAMOS TODOS.