miércoles, 2 de noviembre de 2016

La depresión infantil: ¿qué pueden hacer los padres para ayudar?


La depresión puede estar presente cuando el niño:

  • Está de ánimo triste o irritable la mayor parte del día. Su hijo puede decir que se siente triste o enojado o parece al borde de las lágrimas o de mal humor.
  • No disfruta de las cosas que solían hacerlo feliz.
  • Un cambio notable de peso o en la forma de comer, ya sea mucho o poco.
  • Duerme muy poco durante la noche o demasiado durante el día.
  • Ya no quiere estar con la familia o con los amigos.
  • Falta de energía o se siente incapaz de hacer tareas simples.
  • Sentimientos de que no vale nada o de culpa. Baja autoestima.
  • Problemas para enfocarse o tomar decisiones. Las calificaciones de la escuela pueden bajar.
  • No se preocupa por lo que pueda pasar en el futuro.
  • Achaques y dolores cuando todo está bien.
  • Pensamientos frecuentes sobre la muerte o sobre el suicidio.
Cualquiera de estos síntomas puede presentarse en niños que no están deprimidos, pero cuando se presentan todos juntos casi todos los días, son señales de alerta de la depresión. El pediatra podría hacer pruebas para detectar la depresión en los niños entre los 11 a los 21 debido a que el suicido es una de las causas principales de muerte entre los adolescentes.
FUENTE: Adapted from Addressing Mental Health Concerns in Primary Care: A Clinician?s Toolkit (Copyright © 2010 American Academy of Pediatrics).
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

OPINA, REGÁLAME TU OPINIÓN, ASI NOS SANAMOS TODOS.