sábado, 7 de mayo de 2011

Aparentando ver


Por mi vida he pasado por tantos paisaje
algunos verdes y de descanso
otros secos y asfixiantes.

En realidad no tengo claro
cuáles son los que han tenido
mayor presencia en mi vida.

Es posible que los luminosos y verdes,
pero con estos lentes depresivos
los secos y áridos
tienen un tono más fuerte en mi memoria.

Hoy he querido salir a ver mi ciudad
y guardarme algún paisaje hermoso
por entre estas calles encementadas.

Salí entre autos, smog y bocinazos,
entre saltos y empujones
me encontré con un ciego
vendiendo esos típicos pañuelos desechables.
A unos dos metros de distancia
me puse a observarle.
Creo que algo miraba
o su esfuerzo por hacer entrar luz a sus ojos
lo hacían pasar por un perfecto vidente.
Si, parecía que miraba
que entendía que frente a el
existían manos amigas y también garras.

Yo le miraba y me preguntaba
las veces que como el
también por tratar de acercarme a la felicidad
he aparentado que estoy feliz
abro los párpados del corazón
y la gente me mira creyendo que río.

Pero en verdad no es risa,
es más bien el deseo de reír
y cantarle a la vida
lo que me viste de las apariencias
de un hombre feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

OPINA, REGÁLAME TU OPINIÓN, ASI NOS SANAMOS TODOS.