martes, 5 de abril de 2011

¿Hay alguien por allí que me quiera?


Este monito de mierda me representa tan bien.
Hay días en que levanto con ese letrero en la espalda.
Siento que nadie, nadie en el mundo me quiere.

Salto de mi cama a la ducha, de la ducha a un café,
del café a la corbata, de la corbata a las apariencias,
de las apariencias a mis roles de perfecto ejecutivo,
de mi rol de ejecutivo a la competencia.
Ese es el momento en que salto a la nada,
a la impotencia de sentirme que estoy luchando
por espacios y premios que tengo que lograrlos
no importa si dejo a algunos tirados en el camino.

El monito que me representa,
tiene otro letrero por el reverso:
"Yo no quiero a nadie".
Esa es la brutal verdad,
la seca verdad que me hace estallar
en trocitos de inseguridad y angustia.

¿Alguien me quiere?
¿Quiero yo a alguien?
En verdad que ninguna de esas preguntas
me interesa responderlas!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

OPINA, REGÁLAME TU OPINIÓN, ASI NOS SANAMOS TODOS.