jueves, 17 de marzo de 2011

DESDE UNA VIDA DESORDENADA




La entropía es el caos en las empresas,
es lo que destruye su sentido de existir,
divide las fuerzas internas y destruye el crecimiento.

Mi depresión en una entropía
es un caos que poco a poco se fue tomando mi vida.

Es un desorden interior y exterior,
es haber perdido la batalla
contra el despelote de mi vida
que yo creía tan organizada.

La Organización Mundial de la salud
define a la depresión como:
“Un desorden mental común
que se caracteriza por un estado de desmotivación,
perdida de interés o placer,
sentimientos de culpa o baja autoestima,
cambios de sueño y de hábitos alimenticios,
baja energía y concentración”.

Fíjate en las palabras claves que usa la OMS:
Desorden, común, desmotivación,
pérdida, culpa, baja autoestima,
problemas en sueño, alimentación, energía
y para terminar, falta de concentración.

¿Nos queda algo por rescatar?
La verdad es que hay que hacer un esfuerzo
por no deprimirse aún mas con esta definición.

En lo cotidiano la depresión
nos va dinamitando las defensas
que sostenían nuestras acciones,
nos acusa el golpe de alguna situación
provocada por la pérdida de algo, de alguien,
un shock impactante, inseguridad,
fallecimiento, cesantía, separación matrimonial, etc.

Todo lo anterior provoca entropía,
desgaste,cansancio, ansiedad, sensación de muerte.

En buenas cuentas algo o alguien
nos desordenó y desestabilizó la vida...
o yo mismo desordené y desestabilicé mi vida.

Es un tema de orden:
¿Qué priorizo?
¿Cuánto tiempo estoy dispuesto a entregar?
¿Qué sacrificios podré entregar?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

OPINA, REGÁLAME TU OPINIÓN, ASI NOS SANAMOS TODOS.